Ir al contenido principal

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011

¿Es la endometriosis tu ego?

¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?


El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.

Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.



Hay egos que necesitan del aplauso del público para crecer. Otras, crecen en la sombra sin perecer. Hay egos que camuflan inseguridades con altivez y egos que esconden su sabiduría para no desmerecer.

Solo la creencia que interiorizas como verdad es la que se manifiesta.


Yo creí que lograr independencia económica me sanaría, que hacer lo que amo me ayudaría y que meditar diariamente me libraría de tanta pastilla.

Y, sí, todo suma, pero, aún, no es suficiente, porque hay cosas de las cuáles no tengo el control y tampoco sé cómo manejarlas.

Me negaba a mí misma ir a pedir algún tipo de ayuda, porque puedo con todo, pero no, no puedo, ni quiero cargar con tanto.

Pensaba que sí podría por que estoy más fuerte que hace unos meses, pero, tal vez, por verme mejor, sé que no es sano que, yo sola me sane a mí misma solo con afirmaciones positivas.

Mañana, despertarás y te darás cuenta que de poco sirvió tu altanería y tu poca humildad para contigo misma. Que la máscara que gastas, grande te queda ya.



No te hace un favor, más bien, te afea por mucho que insistas en que te gusta y por mucho que, haya gente que te baile el agua.


Cuando acudí a la unidad del dolor sentí como si me anclaran, como si, por narices, tuviese que quedarme allí de por vida...

Y esto es lo que más me aterra, lo que me hace llorar desconsoladamente y lo que anuda mi garganta.

De nuevo, mi perra, que también acude a acupuntura y fisioterapia, me enseña otro aprendizaje:


Si todo sucede por algo haz que de ese algo nazcan nuevas oportunidades.


El hecho de haber tenido que comprar una agenda para que no se me olviden todas las citas que voy a tener durante el próximo mes, de primeras, me cabreó... pero también pensé que, si voy a estar tan ajetreada he de organizar muy bien el mes para seguir escribiendo en el blog, pintando y corrigiendo futuros libros.

Con lo cual, ya hay algo positivo en todo esto, he de organizar los días para ser más productiva y que no me pille desprevenida con dolor, fatiga o cero ganas de nada.

Mañana, cuando no haya tiempo, despertarás y verás que es más fácil de lo que piensas. Verás que te complicas y que no eres hoy quién deseas ser mañana, ni si quiera mañana serás como hoy.

Verás que, hay más vida que la que te rodea y que, aún hay mucho que aprender, también te darás cuenta de que el miedo no es el camino y que con mal ego no llegas a ningún buen destino.

Hasta que no agregues emoción al sentimiento de sanación no lo interiorizarás como una realidad dentro de ti.


De qué sirve ser el centro de atención, hoy, si mañana cuando te encuentres contigo misma saldrás pitando. De qué sirve creerte mejor que nadie o que todos, hoy, si ya eres igual a todos. De qué sirve aparentar, hoy, si cuando despiertes, aparentemente, estarás muerta.

Yo, de momento, solo consigo sentirme sana mientras medito y es un regalo, porque aunque cuando abro los ojos soy consciente de los calambres, sé que existe un espacio dentro de mí en el que nada ni nadie perturba esa paz crónica, estable y armoniosa.

No sé qué me deparará el mañana, pero sí sé que, hoy, aquí y ahora, continúo ocupándome de lo que amo, porque me reporta instantes de felicidad y recuerdos hermosos.

Para sanar es vital hacer ejercicios mentales, meditaciones o visualizaciones que fomenten las creencias de: paz, armonía y prosperidad.


Es por ello que considero a la endometriosis tu ego, porque ésta te aleja de todas esas emociones, si tú se lo permites.

La endo puede llegar a ser tan cruel que, si te dejas, saca lo peor de ti, convirtiéndote en su marioneta, enfadarse y llorar es normal, pero lo que no es sano es vivir ahí.


Tu endo-ego manipula tu propia mente y absorbe al corazón.

(Si te dejas)

Y te lo cuento por propia experiencia, porque me he vivido, visto, oído, escuchado y sentido tan mal que no creía ser capaz de salir de ello.

(Al habla el ego) Considero que he sufrido tanto y he sentido tantísimo dolor que te juro que no deseo que nadie pase por ello y, tal vez, por esto mismo, sigo escribiendo.

Porque, de algún modo, tengo conscientemente la necesidad de experimentar "cosas nuevas" como felicidad, sorpresa, risa, emoción o amor.

La necesidad consciente de aprender más y ser mejor. De ayudar y servir de canal para eliminar bloqueos y que la energía fluya. De equilibrar mi mundo interior con el exterior y de hallar esa calma que me permita dormir profundamente sin despertar por dolor.

Si crees más en el poder de la enfermedad la sanación no llegará.


El día que no busques más allá con tus actos, el día que logres dejar la mente en blanco, escuchar el silencio y acallar al ego, ese día, habrás muerto (metafóricamente hablando).

Sé que sabes que hay gente buena, personas que brillan y humanos agradecidos.

Los hay, son de verdad (de carne y hueso y peludos) y están en todas partes, solo que el ego no deja localizarlos.

Únete a ellos y visualiza la vida desde otra parte, más amada, más sencilla y mucho más gratificante.

Abrazos de Gratitud

#endopacífica





Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES DESPUÉS DE VIVIR CON ENDOMETRIOSIS

¿Sigues pensando igual que antes de vivir sin endo? ¿Te sientes la misma mujer que hace 5 años?

REGALOS CON ALMA Y LIBROS SOBRE ENDOMETRIOSIS

Leer Sana

¿Qué tipo de libros lees?
¿Lees libros sobre endometriosis?
Cuando la endo no me permitía moverme de la cama, dediqué el tiempo a leer todo lo que la suscripción de Kindle Unlimited me dejaba leer gratis.
Fue la primera herramienta que me ayudó inconscientemente a creer que, soy capaz de vivir de lo que amo hacer.