Ir al contenido principal

QUÉ HACEN LOS DIAGNÓSTICOS PARA EMPODERARTE

ilustración olena beckett
Estoy a la venta, si te interesa escríbeme un email.

El “Empowerment” o empoderamiento de la mujer o empoderamiento a secas, se utilizó, por primera vez, en una Conferencia Mundial de las Mujeres en Beijing (Pekín) hace 20 años, para referirse al aumento de la participación de las mujeres en los procesos de toma de decisiones y acceso al poder.

Se habla también de la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como personas y escriben, aquellas que conocen que:

“Una mujer empoderada es aquella que ha realizado el proceso de conocerse, de romper sus barreras internas y de reconectar con su verdadera esencia”

“La mujer que se conoce, que vive desde su autenticidad, sin copiar modelos establecidos y vive su feminidad sin esteriotiparla”

“Una mujer empoderada es aquella que accede a su poder basándose en su verdadera esencia”

“Y no es una actitud revanchista hacia los hombres”

Sí, los hombres también pueden empoderarse, conocerse a sí mismos y vivir desde su más pura esencia sin necesidad de regirse por moldes prefabricados.

Ellos también tienen derecho a quitarse barreras y a buscar en su interior para conectar con su poder personal.

En definitiva, TODOS, mujeres, hombres, niños y niñas podemos empoderarnos.

Sí, tú también.

Tienes la habilidad de adquirir poder, de mejorar situaciones desfavorecidas y la fuerza interior suficiente como para sintonizar armonía.

¿Qué hacen los diagnósticos para empoderarte?

Lo que voy a compartir es una reflexión personal y deseo lo leas como tal.

Me guste o no, desde que nací, he vivido y crecido con la muletilla de la pupas, la que siempre está mala y a la que le pasa de todo.

No es fácil, ni bonito admitir estos hechos, pero es la realidad, la que yo he experimentado y con la que mi ser se ha formado.

Nunca me he considerado especial, pero sí afortunada, a pesar de estar etiquetada.

Siempre he sentido vergüenza y no me gustaba compartir dichas experiencias, pero ¿sabes qué? gracias a haber estado enferma hoy me permito ser honesta y aceptar que, con o sin diagnóstico, estoy viva.

Me llevó tiempo tomar conciencia de que vivir no es lo mismo que estar vivo.

Hay quien vive en piloto automático y es feliz. Hay quien vive y no lo es, al menos no todo lo que le gustaría serlo. Este es mi caso.

Admitir que sientes más infelicidad de la que te gustaría no es plato de buen gusto, pero darse cuenta y actuar por cambiar esa realidad es un regalo.

La enfermedad no roba toda la felicidad, pero sí parte de ella, por ello, los diagnósticos empoderan. Porque cuando lo has pasado tan mal, has sufrido tanto, has llorado hasta quedar seca y has maldecido hasta sin saber a qué o a quién, instantes de felicidad te aseguran que vivir y estar vivo son dos términos bien distintos.

¿A qué me refiero?

Para mí, el hecho de estar ligada al olor de los hospitales, hizo crecer una semilla polivalente.

Una raíz de pocos apegos, otra de mucha paciencia y una tercera de adaptación a cambios.

El equilibrio personal no lo dicta la sociedad, lo diseña cada una en base a sus valores.

Deja descansar a la guerrera, a la que está todo el día a la gresca, a la que se echa todo a las espaldas, a la que asume lo de todos, menos lo suyo.

Déjate empoderar por las adversidades. Nadar contra corriente no mola, pero dejar de hacerlo mola mucho menos.

Fluye con la corriente/sociedad siendo la mejor versión de ti misma.

Inventa una nueva modalidad de nado, recupera tu esencia sin perjudicar a otros y obtén tu independencia.

El éxito es parte de ti, está conectado a tu poder interior y el auto conocimiento es una herramienta que beneficia siempre.

Superar barreras e incluso hacer que desaparezcan empodera a tu niña interior, esa que sonríe cuando no hay ganas.

Conectarse con una misma es vital y me atrevería a escribir que es la ecuación perfecta o, por lo menos, un complemento indispensable si deseas Empoderarte, es decir, vivir desde la autenticidad.

Todo esto no es nuevo, lo sé, pero a veces viene bien recordar que no estás sola y que ESTÁS VIVA.

Y recuerda, por favor: “Empowerment” no es una actitud revanchista.

Abrazos de Gratitud

#endopacífica

Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

ENDOMETRIOSIS. SUEÑO O PESADILLA

Sueño o Pesadilla
¿Qué te hace no creer que ya estás sana? ¿Qué te hace creer que, algo externo te curará lo interno?
Tengo miedo, sí, estoy temblando, porque cuando parece que ves luz la oscuridad enseña de nuevo la patita.
Más médicos, más pruebas, más cosas que ya no deseo.
¿Hasta cuándo?

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011 ¿Es la endometriosis tu ego?
¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?
El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.
Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.


NÓMADA DIGITAL CON ENDOMETRIOSIS

Juega como si no hubiera ganadores
¿Tienes endometriosis?
¿A qué te dedicas?
Siguen aflorando creencias limitantes que me hacen ser más consciente de la de trabas que yo sola me impuse por hacer caso omiso a mi voz interior, corazón.
Cuando hace años descubrí el término nómada digital creí encontrar la panacea y la solución a todos mis problemas.
Sentí que era el trabajo perfecto para mí, en todos los sentidos, en todas sus formas y en todas sus perspectivas.
¿Por qué lo dejé ir?
¿Por qué me olvidé de ello?