Ir al contenido principal

EN QUÉ SE PARECEN LA ENDOMETRIOSIS Y EL BALLET

zapatillas de ballet, puntas
Puntas, Ballet

La endometriosis y el ballet



Practiqué ballet durante más de 10 años. Fines de semana incluidos, incluso 3 horas diarias a la salida del colegio...

Lo fue todo para mí, también cuando los pies sangraban.

Vivo con dolor de regla desde hace unos 20 años. Fines de semana incluidos, incluso semanas enteras...

Todos los meses (hasta que empecé con decapeptyl).

Convivo con la endometriosis conscientemente desde hace 3 años, camino de 4, fines de semana incluidos, incluso sin tener regla.

A diario, sin tregua.
Cuando dejé de bailar sentí que mi mundo, que lo hasta entonces conocido, se esfumó.

Había perdido y solo quedaba volver a empezar, reinventarme y continuar.

Ahora, pasa igual, ya que progreso adecuadamente del pos-operatorio, vuelvo a empezar a ocuparme de mí y continuar.

¿En qué se parecen la endometriosis y el ballet?


A lo primero, lo mal dije durante demasiado tiempo y, a lo segundo, lo amé con condiciones, también, durante mucho tiempo.

Ambas palabras me han enseñado a amar incondicionalmente quién soy, cómo soy y lo que hago.

Las dos me hicieron derramar lágrimas de dolor y felicidad, por las dos estuve dispuesta a abandonar por falta de confianza y sus diferentes experiencias cambiaron mi vida para mejor.

Hoy, agradezco sus enseñanzas, aunque no comparta los métodos.

La magia del ballet es que consigue que lo más complejo parezca lo más simple y bello.



La magia de la endo es que te hace afrontar situaciones poco agradables con la mejor de tus sonrisas.

De nuevo, las dos, te enseñan a solucionar en vez de a perjudicar.

A veces, cuando has de volver a empezar, desconoces por dónde hacerlo o igual sabes lo que quieres, pero no tienes ni idea de por donde comenzar.

Renunciar a los sueños, al corazón, a lo que dicta tu naturaleza sería igual que volver a enfermar.


Y no deseas eso, ¿verdad?.

Los expertos dicen que todo se consigue a base de esfuerzo, que se mantendrá en el tiempo con esmero, fluirá si aplicas tus conocimientos y resultará más fácil si conoces tu talento.

Cuando empecé a interesarme por un estilo de vida online para trabajar en remoto sin necesidad de acudir a un puesto de trabajo.

No tenía ningún tipo de conocimiento sobre negocios, marketing o economía, pero sí tenía clara una sola cosa.

Encontrar alternativas de empleo para diversificar mis fuentes de ingresos y dejar de depender de mi salud.

Han sido años de estudio a base de prueba y error y mucho trabajo de autoestima, aderezado con dolor crónico. 

Convencerte a ti misma de que eres capaz de lograr aquello que te propongas es el primer reto, después, te aseguro que, aunque encuentres miles de piedras, sabrás cómo sortearlas.

Cuando hay claro un objetivo, por pequeño, difícil, mediano, fácil o grande que sea aplica un plan de acción.

Haz oídos sordos a la cantidad de tonterías que escucharás, al igual que las oyes cuando existe un diagnóstico y esfuérzate todo lo que el cuerpo permita en cumplir el objetivo.

Mi talento no es la tecnología, pero si, hoy, deseo vivir de internet, he de esmerarme y usar sus infinitas herramientas para amarla y respetarla hasta que me canse.

Lo que pretendo con esta comparativa es que seas capaz de ver que, volver a empezar es una nueva oportunidad de seguir creciendo, sanar y amar.

Despertar el interés hacia algo que genere cambios siempre es positivo, porque te mantiene motivada y alejada del dolor, al menos, mentalmente hablando. 

Cuando decides dedicarte en cuerpo y alma a una tarea nueva, estás activando el foco en novedad y, esto, al cerebro le gusta.

¿Quieres que otros decidan por ti? o ¿Quieres vivir independientemente de?

Exista o no un objetivo en tu vida, haz que sea posible y consigue aquello que ames.

Tal vez, si empiezas por descartar lo que no quieres te resultará más fácil acercarte a lo que sí deseas, pero recuerda, siempre hay un pitufo gruñón que se esmera en que abandones.

¿Y si lleva razón? ¿Y si es mejor que lo deje? ¿Y si no lo estoy haciendo bien? ¿Y si no lo consigo? ¿Y si…?

¿Y si me quedo embarazada y la endo se va? ¿Y si no puedo quedarme embarazada? ¿Y si la operación sale mal? ¿Y si jamás desaparece el dolor? ¿Y si...?

¿Te suena?

Hazte un favor y no permitas que otros, sea quien sea, decidan por ti.

Quien ama incondicionalmente, no chafa ideas.

Ayuda, apoya y opina, solo, si tú lo deseas, porque quien aprende, crece, florece, enriquece, comprende y divierte aplica una filosofía de vida que estremece y comunica su amor sin memeces.

"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.

Cuida tus palabras porque se volverán actos.

Cuida tus actos porque se harán costumbres.

Cuida tus costumbres porque se forjarán en tu carácter.

Cuida tu carácter porque formará tu destino.

Cuida tu destino porque será tu vida."

Gandhi

Cuida de ti, porque eres tú quien mejor lo hará.

Sé fuerte como una roca y sensible como una flor.

Ten paciencia en la tormenta, honesta con las circunstancias y vive con o sin dolor, pero sin temor.

Vivir es la solución al problema de sobrevivir.

Disponte a empezar de nuevo con ganas e ilusión por la novedad. Está en tu mano querer o no cambiar el visor de perspectiva sobre la endo y triunfar.

¿Estás dispuesta a amar?

"Hace muchos años había un hombre insatisfecho. Era un hombre insatisfecho con la ciudad donde vivía, insatisfecho con su casa, insatisfecho con su esposa y sus dos hijos.

Quería huir de tanta insatisfacción y un día, sin quererlo, encontró un mapa y al abrirlo allí estaban las indicaciones precisas para llegar al paraíso. El mapa situaba el paraíso en el norte y el hombre insatisfecho no se lo pensó dos veces, quería huir, era su oportunidad y no la desaprovechó.

El hombre, tomó rumbo al paraíso y dejó atrás su ciudad, su hogar y su familia. Camino todo el día, incluso atravesó la frontera de su país. Al llegar la noche, cansado, se acostó y para no perder la dirección que le llevaba hacía el paraíso puso sus zapatos en dirección al norte para acordarse al día siguiente de por dónde tenía que seguir caminando.

Cuando el hombre dormía a pierna suelta, un duende de la noche le cambio los zapatos hacia la dirección contraría. Ahora ya no apuntaban hacía el norte sino al sur, pero el hombre despertó y sin darse cuenta continuo caminando y volvió a su ciudad.

Al llegar a la ciudad, el hombre comentaba: Esta ciudad se parece a mi ciudad pero esta es la ciudad del paraíso, no es una ciudad cualquiera, esta es una ciudad de categoría. Callejeando llego a su casa y dijo: Esta casa es igual que mi casa pero esta casa es la casa del paraíso, es una casa más sólida, una casa mejor y se puede disfrutar en su totalidad. En la casa se encontró a su mujer y a sus dos hijos, se acercó, les dio besos y abrazos y pensó: Son iguales a mi mujer y a mis dos hijos pero son la familia que tengo en el paraíso, se nota que tienen más valores, son más cariñosos.

Me gusta mucho más esto que mi anterior ciudad, mi anterior casa y mi anterior familia."

*Desconozco al autor del texto, es de los muchos fragmentos que tengo guardados a fecha 12 de marzo de 2014.

Lo comparto, porque es un claro ejemplo de cómo el poder de la mente y la perspectiva cambia la actitud y la aptitud.

Tanto el ballet como la endometriosis son "disciplinas" auto-exigentes y enriquecedoras, hallar el equilibrio es cuestión de ensayo y error.

Abrazos de Gratitud

#endopacífica


Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011 ¿Es la endometriosis tu ego?
¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?
El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.
Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.


NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES DESPUÉS DE VIVIR CON ENDOMETRIOSIS

¿Sigues pensando igual que antes de vivir sin endo? ¿Te sientes la misma mujer que hace 5 años?

REGALOS CON ALMA Y LIBROS SOBRE ENDOMETRIOSIS

Leer Sana

¿Qué tipo de libros lees?
¿Lees libros sobre endometriosis?
Cuando la endo no me permitía moverme de la cama, dediqué el tiempo a leer todo lo que la suscripción de Kindle Unlimited me dejaba leer gratis.
Fue la primera herramienta que me ayudó inconscientemente a creer que, soy capaz de vivir de lo que amo hacer.