Ir al contenido principal

PROSA POÉTICA Y ENDOMETRIOSIS



Hoy traigo un texto de prosa poética que escribí justo después de una meditación, allá por el 2013.

Cuando practicaba escritura automática.


En calma


No sientas vergüenza, no te apures y ten paciencia.

Confía en tus habilidades, asume compromisos y valora la meta.

Cuando creas que no puedes más, respira hondo, escucha y actúa.

La calma es una necesidad, camina tranquila, sin prisa.

No te excuses y hazlo, siempre hay oportunidad.

Comunica, no te escondas, ve de frente, sin engaños.

Sé coherente y no te detengas.

El miedo es natural, pero el amor es más fuerte que cualquier debilidad.

Aprende y verás más allá.

Mantén un orden y obtendrás libertad.

Amanece en paz y la mente descansará.

Confía en el corazón y él te guiará.

Trae luz a la Tierra y responde a tus necesidades.

Alivia el dolor con conocimiento.

Facilita la conexión con el medio.

Ayuda al ego.

Lee y cultiva tu talento.

Solo tú puedes hacerlo.





Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

ENDOMETRIOSIS. SUEÑO O PESADILLA

Sueño o Pesadilla
¿Qué te hace no creer que ya estás sana? ¿Qué te hace creer que, algo externo te curará lo interno?
Tengo miedo, sí, estoy temblando, porque cuando parece que ves luz la oscuridad enseña de nuevo la patita.
Más médicos, más pruebas, más cosas que ya no deseo.
¿Hasta cuándo?

NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES DESPUÉS DE VIVIR CON ENDOMETRIOSIS

¿Sigues pensando igual que antes de vivir sin endo? ¿Te sientes la misma mujer que hace 5 años?

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011 ¿Es la endometriosis tu ego?
¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?
El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.
Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.