Ir al contenido principal

SÉ TÚ MISMA CON Y SIN ENDOMETRIOSIS





Lo, supuestamente, difícil que es ser una misma con o sin endometriosis.



Dónde empieza y termina el arcoiris...

El texto que me inspiró para escribir estas palabras es "Cuando me amé de verdad" de Charles Chaplin, donde habla sobre autoestima, autenticidad, madurez, respeto, amor propio, simplicidad, humildad, plenitud y saber vivir.

En resumen es, decidir conscientemente, ser uno mismo. Siempre.

Si has leído "La endometriosis de mi útero" sabrás que al inicio, yo misma, ocultaba la enfermedad y no deseaba que nadie supiese la situación que afrontaba, eso cambió, cuando decidí conscientemente sanar y compartir la experiencia con quienes amo y, ahora, contigo.


❤Autoestima.

La mujer que, sin saberlo, y sin conocernos restauró la autoestima, en mi, como junta letras fue La Desmesurada quien con solo 4 palabras:

"Poética del Marketing Online"


Consiguió sembrar esperanza en el desarrollo de este proyecto que, hasta yo misma desconocía y empecé a valorar, de nuevo, los diarios que escribo.

Cuando uno se acepta y no se juzga se establece una conexión con el estado de calma y quietud.

Estar a la defensiva no es sano.

"Escribe cómo puedes cambiar esa queja 
en una acción que no te irrite tanto" 
La Desmesurada

Gracias Paula.

Autenticidad.

No sé si internet está saturado o es mi cabeza quién va a explotar, pero ser auténtica con una enfermedad es pan comido, en serio.

Llega un punto en el que, hacer el paripé, es inviable. Mentir y hacer que todo está bien es destructivo, porque por dentro las tripas te arden y, tú, solo deseas desaparecer.

Sáltate las reglas, las apariencias y las cosas-situaciones políticamente correctas, si nada de eso vibra contigo.

Acepta tus propias reglas, la nueva situación, escucha al cuerpo y sé auténtica.

Cada persona es un universo completo. Présta(te) atención y adapta la circunstancia día a día.

“Sé tú mismo, los demás puestos ya están ocupados” Oscar Wilde

El cuerpo es sabio y aunque la mente no quiera escuchar, él envía señales que, si sabes descifrar, te salvarán.

Ser auténtica conlleva aprender a aceptar ser quien eres.


Un cosquilleo en el estómago, una pupa en la boca, un sí de corazón, un no con la cabeza... Son signos banales o no que pueden curarte de espanto.

Madurez.

¿Alcanzar la madurez es aceptar y experimentar el presente, aprender y disfrutar de él, sin dejar de pedalear?

“La vida es como montar en bicicleta, 
si quieres mantener el equilibrio tienes que seguir avanzando” 
Albert Einstein

Es decir, lamentaciones a un lado, lo que pudo ser y no fue, lo que harías si… Llamada a la acción.

Más de tres años de: inseguridad, operaciones, dudas, médicos, miedos, pruebas, incertidumbre, cacaculopedopis... tardé yo en espabilar con la endo...

No sigas mi ejemplo, por tu amor propio, no llegues a extremos y actúa.

Dime algo, qué necesidad hay de hacer o decir cosas que no deseas. Siento que, vivir con endometriosis es algo que no me gusta, así que, por qué complacer sin amor, pudiendo actuar desde el amor y con respeto.

¿El cliente siempre tiene la razón?


En este caso, tú has de decidir.


La endo o tú.


Respeto.

Ahora que voy conociéndome, ahora que comprendo mis ritmos, ahora que no me avergüenzo, ahora que me siento y sí me reconozco. Sé que la frustración principal, siempre, incluso antes de ser diagnosticada, fue aceptar y aceptarme.

Aceptar que dejé de bailar por mi extrema auto exigencia, aceptar que vivir en Madrid no es malo, aceptar que mi cuerpo es ideal para los ojos del corazón, aceptar que sigo en Madrid por propia voluntad, aceptar que la endometriosis me ha hecho crecer (por dentro ;) y por fuera) como enferma y como humana, aunque haya dejado por el camino, más de cinco kilos, entre otras cosas. Aceptar que soy amor y me amo por ello.

Solvento obstáculos, como más natural me sale, escribo y pinto por amor, para sanar y con la intención de armonizar y aportar amor incondicional.

“Gánate el respeto de los demás, 
teniendo la osadía de ser tú mismo” 
Dr. House

Eres alumna a la vez que maestra. Aprende a respetar sin juzgar y enseña a practicar para predicar.

Cuando avanzas por la carrera de fondo del auto conocimiento, tomas conciencia de que hay personas y cosas que no encajan en tus días.

Aceptas que existen personas tóxicas y aprendes a valorar más en qué o cómo inviertes el tiempo.

Amor propio.

Siento que el modo más bonito para que empieces a saberte, es tu cuerpo. Mimos. Mímate, vincúlate a tu cuerpo y crea un compromiso contigo misma de Amor. Amor incondicional, es decir, sin condiciones de según el día, el clima o la ropa que lleves o no puesta.

Ámate a lo grande, sin prejuicios y con mucho arte.


“Amarse a uno mismo es 
el principio de una historia de amor eterna” 
Oscar Wilde

Amor hacia uno mismo no es sinónimo de egoísmo.

Amor hacia uno mismo es sinónimo de apertura.

Es saber decir no y, también, saber decir sí. Es parar, a tiempo, un tormento, es librarte y liberarte de todo aquello que te haga sentir pequeñita.

Es ser, estar y actuar sin vergüenza, solo, siendo tú misma.

Simplicidad.

Ser simple no es ser soso.

La simplicidad se aprende, igual que aprendiste a leer. Se aprende a interiorizar resultados y soluciones, en vez de problemas o bloqueos. Se valora lo minúsculo al igual que lo grandioso y se ofrece lo que hay sin esperar recibir.

“La simplicidad es la clave de la brillantez” Bruce Lee

Ser simple no es ser soso. Es fluir con el entorno, independientemente de las circunstancias. Es adaptarse sin tirar la toalla, es brindarte la oportunidad de ser tu mejor versión aún con cicatrices, heridas y miedos.

Humildad.

Dicen que errar es de sabios, yo ya no creo en los errores. Creo en los aprendizajes que conllevan los tropiezos.

Caerse es natural, aprender de ello es opcional.


Desde la humildad siento que, nadie, jamás, nunca, debería de experimentar ningún tipo de diagnóstico, pero si existen y, es así, hay que escuchar(se) más.

Al paciente, al médico, al amigo, a la familia, a la pareja, pero, sobre todo, a ti misma, al propio cuerpo y, más, al corazón y a la energía interna. Al alma.

No es cuestión de tener razón, es cuestión de averiguar para qué es esa razón y fomentar la empatía para dialogar desde el corazón con conciencia y amor.

“La vida es una larga lección de humildad” James Matthew Barrie

Si deseas ser tú misma para sanar y vivir crónicamente en paz aprende a escuchar(te) y no hagas lo que no te gusta que te hagan, porque lo que das es lo que recibes.

Karma.

Plenitud.

Siento que, es estar sola, contigo misma, y estar llena.

Aprender a estar sola ante la adversidad y prestar atención al silencio da miedo, al inicio, pero es más mortífero estar rodeado de gente y sentirse sola.

La endometriosis es experta en esto último, porque sientes que nadie comprende lo que te ocurre. Ni siquiera los médicos y, ahí, te hundes, pero es lógico, si no hay cura conocida y tampoco saben por qué se produce...

¿Cómo van ellos, u otros, a ayudarte?

Pues, aunque suene extravagante, raro y espantoso, lo hacen, ellos y muchos otros, pero, solo, cuando tú permitas que eso ocurra.

Si eres de las mías, en alguna ocasión, te habrás creído una súper heroína que podía con todo y que, tú solita, ibas a sobrellevar TODO con muchísima dignidad...

Ay, amiga, permíteme recomendarte pedir ayuda. Siento que no hay acto más pleno, humano y amoroso que solicitar ayuda desde el corazón cuando se necesita.

“Dios es la plenitud del cielo, 
el amor es la plenitud del hombre” 
Víctor Hugo

Ama, ríe, canta, baila, salta, llora, grita, abraza, besa, suelta...

Centra la energía en amar-sanar y la plenitud llegará.


Saber vivir.

Saber vivir sin rencor, es vivir desde el amor incondicional.

Es dar protagonismo a todo lo bueno que hay en la vida y trasmutar y dejar atrás lo que no suma.

“Saber comer es saber vivir” Confucio

Lee, lee mucho y aprende. Comparte y enseña tu experiencia. Ayuda y pide ayuda. Opina y deja que opinen. Respeta y fomenta la paciencia, la empatía y el amor. Da y aporta todo lo que nazca del corazón si así lo deseas.

Si controlas tu mente, controlarás tu vida y, quizás, también, la endometriosis.


La práctica es vital para enraizar buenos hábitos, pero solo con más práctica se consigue.

“No debemos tener miedo de cuestionarnos… 
Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas” 
Charles Chaplin





#endopacífica




Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES DESPUÉS DE VIVIR CON ENDOMETRIOSIS

¿Sigues pensando igual que antes de vivir sin endo? ¿Te sientes la misma mujer que hace 5 años?

ESTILO DE VIDA Y ENDOMETRIOSIS

Te has parado a pensar, ¿cuál es tu estilo de vida ideal?
Yo sí, infinidad de veces y, al final, he llegado a una simple conclusión.
Lo creas o no, el universo conspira a tu favor.
¿Deseas sanar?
¿Quieres estar feliz?
¿Disfrutar de tu tiempo/vida?

Tenlo claro, el estilo de vida que buscas es viable, alcanzable, medible, concreto y específico.
¿Cómo lograrlo?
¿Qué hacer?
¿Por dónde empezar?
Sigue leyendo que te va a enganchar.

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011 ¿Es la endometriosis tu ego?
¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?
El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.
Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.