Ir al contenido principal

LAS PRIORIDADES DE UN DIAGNÓSTICO COMO LA ENDOMETRIOSIS



Cuando te enfrentas a situaciones extremas, como por ejemplo: sobrevivir a una plaga zombie, a una enfermedad crónica o mortal, reluce tu personalidad más natural, tu forma de ser verdadera, quién eres en realidad.



Prioridades

Y aparecen en juego los que solo se miran el ombligo, los que luchan única y exclusivamente por su supervivencia, los que solo protegen a su ser querido y mueren por él si es necesario, los que quieren ayudar a cuantos más mejor, sin pensar en las consecuencias y los que actúan de corazón, por impulso, sin barajar pros o contras.

Todos se enfrentan a sus miedos. Todos desean vivir, pero no todos actúan igual.

Hay quien prioriza la inversión realizada en un acto, que el acto en sí. Hay quien valora lo que consume, más que lo que gasta en ello. Hay quien analiza todo y quien no presta atención a nada. En el término medio está la virtud, ¿no?

Saber bien cuáles son tus prioridades frente a las adversidades es vital, porque de ello irán cargadas tus intenciones.


Cuando llevas años viviendo con dolor crónico, diario, la luz se nubla y, quizás, sientes que si solo te prestas atención a ti, es que solo estás mirando tu ombligo, pero la realidad es bien distinta.

El dolor nubla, sí, pero la luz permanece y siempre acompaña, aunque cueste descifrarla.

Las prioridades de un diagnóstico como la endometriosis te enseña a que, independientemente de las circunstancias, priorices tu sentir, tu amor, tu persona, ante cualquier situación, porque ello da valor a tu deseo de sanar.

Hacerlo podrá salvarte el día. Esa vida que no gusta, esa que te roba energía y mayores momentos de felicidad.

Ya lo he escrito otras veces, pero hoy me reafirmo, la endometriosis cambió mi vida (en mi caso) saca lo mejor y lo peor de mí.

Me invitó a desaprender, me asustó fuerte y descubrí facetas que desconocía, también, me alegró reencontrarme, a diario, conmigo misma frente al espejo.

Es mi propio zombie.

Es la experiencia extrema que me hace crecer, ser mejor persona y conocer el amor. Es por ello que, desde hace tiempo, presto atención a qué consumo y en qué invierto el tiempo.

Tomar conciencia de lo que te nutres y a lo que das valor u importancia, también determina el camino.

¿Cómo nutrir la mente para hacer las paces con el diagnóstico?

❤ 1- Agradece. Cada noche, antes de dormir, da gracias por buenas acciones ocurridas en ese día.

Ejemplo: Da gracias por la cama donde duermes, el techo que te cobija, la comida con la que te alimentas, el ordenador, móvil o tablet con lo que comunicarte y, además, alguien se ocupó de enseñarte a leer. Eres una privilegiada.

❤ 2- Crea, escribe y repite frases positivas. Cuando sientas perder el control por el dolor, transfórmate en cacatúa.

Ejemplo: Amo mi cuerpo el templo en el que vivo y mis 47 kg de peso. Desde que me diagnosticaron endometriosis fui perdiendo peso. Aceptar esto podría ser una bendición cuando hay sobrepeso, pero no es el caso y ver como hasta las bragas se te caen, es igual de duro que, que no te cierre el pantalón. A base de afirmaciones positivas he aceptado mi nuevo y maravilloso cuerpo, ya no me machaco por comentarios externos, ya no doy importancia a quien no conoce más de lo que ve. Acepto sus aportaciones y escucho mi cuerpo, él está "sano" (analíticas ok) y yo feliz con él.

❤ 3- Lee, ve, toca, practica y siente. Todo lo que te gusta y apetece.

Infinidad de veces haces cosas que no te apetecen, por compromiso, por bien queda, porque sí, pero

¿Cuándo dedicas tiempo en ti?

En lo que tú amas.

Si no me hubiese desplazado de la ciudad en la que vivo, a que me viese otro especialista, a 4 horas de mi zona de confort. Seguramente, no estaría rescatando textos y haciendo lo que amo, aunque esté sentada con manta eléctrica y movilidad reducida.

¿Qué tarea retrasas a diario?

¿Qué beneficios obtendrías si dejases de postergar?

¿Qué intentas conseguir?

¿Qué actos te acercan a tu deseo y cuáles no?

¿Qué pasa si acabas esa tarea?

¿Cómo te sientes?

Igual crees que he hablado de muchas cosas y no he dicho nada, te hago un resumen.

El estilo de vida que elijas, las decisiones que tomes, determinan cuáles son las prioridades ante el diagnóstico.

El miedo no se esfuma de la noche a la mañana y la pereza/endometriosis/dolor sabe muy bien cómo convertirse en la excusa perfecta.

Si añades a tu rutina valores externos (libros, pelis, audios, post-it, amigos, pareja, familia, animales, naturaleza) para motivarte, será más sencilla la cuesta arriba.

Y si, además, das gracias a tu labor con buenas palabras hacia tu persona, cuando te dirijas al resto, lo harás del mismo modo que lo haces hacia ti.

Promover el pensamiento pesimista es un suicidio.

Habla en positivo, siente en positivo, actúa en positivo y ama.

Te lo dice una mujer cíclica que hay días que no se soporta ni ella, pero lidia bastante bien con su monstruo.

Acepto esos días y soy consciente de su naturaleza, pero procuro no causar estragos por ello. Los vivo o lo procuro, sin justificaciones y descifro o no, lo que enseña.

Sé consciente de lo maleable y manipulable que puedes ser. Tú misma te impides evolucionar y eres tu mejor maestra.

Toma acción y decide.

Las prioridades cambian y lo que hoy es esencial, mañana puede no serlo y no pasa nada.

La vida cambia, tú cambias y no hay nada de equívoco en ello, así que, tampoco te martirices o justifiques por eso.


Prioridades,

difícil de pronunciar, 

extraño de practicar 

y fácil de opinar.


¿Sabes ya por dónde empezar?


"Ama(te) como estilo de vida"


Y si te apetece descubrir otros medios de vida para llevar mejor el diagnóstico te recomiendo:

Diario de una Endo-Pacífica aspirante a Emprendedora



Dicen:

❤❤❤❤❤

"Más allá del dolor hay vida"

"Un libro optimista. Una guía a seguir para construir desde casa una alternativa laboral cuando la enfermedad está limitando nuestra vida. Un mensaje de esperanza para quienes piensan que no hay soluciones a sus problemas. Olena es directa y divertida. Recomendado también su libro de poemas Bucólica Emocional."


#endopacífica


Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011 ¿Es la endometriosis tu ego?
¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?
El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.
Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.


NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES DESPUÉS DE VIVIR CON ENDOMETRIOSIS

¿Sigues pensando igual que antes de vivir sin endo? ¿Te sientes la misma mujer que hace 5 años?

REGALOS CON ALMA Y LIBROS SOBRE ENDOMETRIOSIS

Leer Sana

¿Qué tipo de libros lees?
¿Lees libros sobre endometriosis?
Cuando la endo no me permitía moverme de la cama, dediqué el tiempo a leer todo lo que la suscripción de Kindle Unlimited me dejaba leer gratis.
Fue la primera herramienta que me ayudó inconscientemente a creer que, soy capaz de vivir de lo que amo hacer.