Ir al contenido principal

6 FÓRMULAS PARA AUMENTAR EL BUEN HUMOR, AUNQUE HAYA UN DIAGNÓSTICO


Bajo el mar nadie nos fríe


Si algo deja claro la endometriosis es que, tú cambias, el carácter cambia, y, dicen, además de con la edad, también con los diagnósticos.

"Había una vez una niña risueña que, ahora, es una mujer que sonríe y, a veces, ríe. Antes, también lloraba mucho y muy fácil, ahora, llora menos y a solas"

Siento la ilusión de proponerte generar nuevas fórmulas para aumentar el buen humor y la salud, porque la risa es la mejor medicina.

Consigue que: olvides preocupaciones, baje el nivel de estrés, liberes endorfinas y calme la ansiedad.

Voy a regalarte tres opciones gratis, de trabajo introspectivo y tres vías de escape, invirtiendo tiempo y dinero, para llorar de la risa. 

Si eres perfeccionista por naturaleza, lee, porque el humor puede limar las aristas.


Fórmula 1:

Ríete de ti misma.

Adoptar el papel de víctima te hace sufrir más de la cuenta y es una opción absurda, porque lo único que conseguirás con ello es empeorar la situación, sentirte mal y bloquearte.

¿Cómo reírse de una misma?

Acepta que eres perfecta. Todas lo somos. Sal de la zona de confort y ponte una nariz de payaso. Perdónate por tus errores y aprende de ellos.

Pisar una mierda no es un error, lavarse con ella es admitir lo engorroso que es pisarla, pero al limpiarte afrontas que eres capaz de superar dicho drama.


Fórmula 2:

Haz reír.

No todos somos graciosos, pero todos hacemos gracia. Rétate. Encuentra el modo de hacer reír a alguien especial para ti. Eso aumentará tu autoestima y provocará un clímax de armonía que ahuyentará los pensamientos maliciosos.


Fórmula 3:

Potencia el buen humor.

No hay mayor placer que ver reír y ser consciente del estado de  felicidad. Y, sabes qué, no hay edad para dejar de tener buen humor.

El carácter no cambia con la edad o por una enfermedad, cambia según las vivencias y solo tú decides tomarte la vida con buen humor.

Procura ser más amable con tu genio y pídele a la lámpara que te conceda la terapia de la risa como primera píldora.

Empieza por sonreírle al espejo, cada día, por el resto de tus días.


Fórmula 4:

Sal de casa.

Ve al teatro. Escucha un monólogo y ríe con más personas. La risa es contagiosa, aumenta las defensas y ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

*Gracias a internet puedes seguir riendo GRATIS y en compañía.


Fórmula 5:

Risoterapia.

Asiste a una clase de risoterapia. ¿Pagar para reír? ¿No pagas para ir al cine a llorar? o a pasar miedo...

Los paradigmas sociales perjudican más que solventan. Las clases de risoterapia te conectan con tu niña interior, te desinhiben de tus prejuicios y ríes a carcajadas de un modo natural.



Fórmula 6:

Lee.

No voy a enumerar los múltiples beneficios de la lectura para la salud, pero leer libros de humor, de los que, sí, hacen reír, aumentan las ganas de vivir crónicamente en paz y feliz.

Como por ejemplo:



Esbozar sonrisas es gratis y sienta muy bien.

No sé tú, pero yo tengo unas ganas locas de cruzarme con mi madre y hacerla reír.

¿A quién vas hacer reír tú?




#endopacífica



Comentarios

MÁS ARTÍCULOS DE INTERÉS

ENDOMETRIOSIS. SUEÑO O PESADILLA

Sueño o Pesadilla
¿Qué te hace no creer que ya estás sana? ¿Qué te hace creer que, algo externo te curará lo interno?
Tengo miedo, sí, estoy temblando, porque cuando parece que ves luz la oscuridad enseña de nuevo la patita.
Más médicos, más pruebas, más cosas que ya no deseo.
¿Hasta cuándo?

NADA VOLVERÁ A SER COMO ANTES DESPUÉS DE VIVIR CON ENDOMETRIOSIS

¿Sigues pensando igual que antes de vivir sin endo? ¿Te sientes la misma mujer que hace 5 años?

LA ENDOMETRIOSIS ES TU EGO

Autorretrato 2011 ¿Es la endometriosis tu ego?
¿Tiene ella más poder sobre ti que tú misma?
El ego de hoy no tendrá cabida mañana. Hoy puedes ser egocéntrica y mañana no serás nada. Hoy puedes ser ególatra y pasado no te servirá de nada. Hoy puedes ser egoísta y, al final, aprenderás.

El papel de Mujer Heroína no sirve de mucho si no aceptas ayuda cuando es vital para sanar. Yo misma creí que, ya había superado cualquier nueva cita o pruebas en médicos y hospitales, pero de nuevo, me equivoqué y la rueda vuelve a girar.
Tal vez, crees que usas tu ego para, supuestamente, protegerte, pero en verdad, te hace daño y te aparta de lo que amas.

Mi perra se ha quedado paralítica y a pesar de no poder caminar con sus cuatro patas, se arrastra feliz por el suelo hasta que me encuentra.

Ella, me está enseñando que no hay límites cuando hay amor.